“Debo ser honesto, no nos llevamos bien con sus negociadores; creemos que sus negociadores se han aprovechado de nuestro país por mucho tiempo”. Dijo Trump.

El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, confirmó el miércoles que se había negado a reunirse con el primer ministro canadiense Justin Trudeau en el marco de la Asamblea General de la ONU, acusando a Canadá de tratar a los Estados Unidos “muy mal”.

“Si, lo hice”, dijo en una conferencia de prensa en Nueva York cuando un reportero le preguntó si había rechazado una reunión personal con Trudeau. “Canadá nos ha tratado muy mal.”

Eso llegó después del incidente del martes en el que Trump pareció rechazar a Trudeau cuando se acercó para darle la mano, a pesar de que el líder canadiense restó importancia al incidente.

Las dos naciones han estado en negociaciones por un año en una reescritura del acuerdo de comercio continental de 25 años que Trump culpa por las pérdidas de empleos y la industria de Estados Unidos. Pero el líder estadounidense criticó a los negociadores comerciales de Canadá y arrojó dudas sobre las posibilidades de llegar a un acuerdo sobre una nueva redacción del Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN), una vez más amenazando con imponer aranceles a todas las importaciones de automóviles.

“Debo ser honesto con usted, no nos llevamos bien con sus negociadores, ¿creemos que sus negociadores se han aprovechado de nuestro país por un largo tiempo?” Dijo Trump.

La ministra de Relaciones Exteriores de Canadá, Chrystia Freeland, ha pasado gran parte del mes pasado en Washington para conversar con el Representante de Comercio de los Estados Unidos, Robert Lighthizer, y ha comentado repetidamente sobre el progreso y la buena voluntad en las negociaciones.

Trump una vez más se quejó del mercado lácteo controlado de Canadá, aunque sus comentarios se referían a aranceles que no se aplican a los productos estadounidenses.

“Han tratado muy mal a nuestros granjeros en Wisconsin y en el estado de Nueva York y en muchos otros estados”. él dijo. “¿Cómo se vende un producto lácteo al 300 por ciento (tarifa)?”

Los productores estadounidenses en realidad venden más productos lácteos a Canadá de los que importan, y el arancel de 300 por ciento solo se aplica a los productos que superan la cuota, que Estados Unidos no cumple, de acuerdo con los expertos en comercio.