El presidente estadounidense, Donald Trump, felicitó al presidente ruso, Vladimir Putin, por su toma de posesión y expresó la esperanza de que los dos países tengan mejores relaciones en el futuro, dijo la Casa Blanca.

“El presidente felicita a Putin y espera el momento en que podamos tener una buena relación con Rusia”, dijo el lunes la secretaria de prensa de la Casa Blanca, Sarah Sanders.

“Sin embargo, EE. UU. cree que todos tienen derecho a ser escuchados y reunirse pacíficamente”, agregó Sanders, refiriéndose a las detenciones de manifestantes en Moscú y San Petersburgo el sábado pasado.

Organizado por el bloguero Alexey Navalny, a quien los medios estadounidenses han apodado el “líder de la oposición rusa”, varios miles de personas se reunieron en las dos mayores ciudades rusas para afirmar que Putin “no era su zar”.

Ninguna de las protestas tenía los permisos públicos necesarios, y Navalny insistía en que había un derecho constitucional de manifestar cuando y donde quisiera, varios manifestantes, incluido Navalny, fueron detenidos por la policía.

Casi el 80 por ciento de los detenidos fueron liberados pronto. Putin tomó el juramento el lunes, prometiendo hacer todo lo posible para mantener a la nación fuerte y moderna, y prometiendo poner los intereses del pueblo ruso por encima de todo.