Más de 600,000 niñas en Tanzania comenzaron a recibir vacunas para prevenir el cáncer de cuello uterino. Las niñas de entre nueve y 14 años están siendo inmunizadas para protegerlas del desarrollo de la enfermedad a temprana edad. Prevenir es mejor que curar, alargar vidas y reducir los costos de tratamiento. dijo el Dr. Daphrosa Lyimo, quien esta al frente de la campaña de vacunación del gobierno.

El cáncer de cuello uterino es el cáncer más común en Tanzania y mata a más mujeres que cualquier otra forma de la enfermedad.

Tanzania es el séptimo país africano en introducir la vacuna del virus del papiloma humano (VPH) en su programa de inmunización de rutina, después de Uganda. Rwanda, Botswana, Mauricio, Seychelles y Sudáfrica.

¿Qué es el cáncer de cuello uterino?

El cáncer de cuello uterino es un cáncer que se desarrolla en el cuello uterino de la mujer: la entrada al útero desde la vagina. Es uno de los más de 100 tipos de virus del papiloma humano (VPH), de los cuales al menos 13 son causantes de cáncer.

El cáncer de cuello uterino es causado por una infección adquirida sexualmente con ciertos tipos de VPH. Los factores de riesgo incluyen la primera relación sexual temprana, compañeros sexuales múltiples y consumo de tabaco, y la supresión inmune (como en personas infectadas con VIH).

Las vacunas contra el VPH son una medida preventiva. El tratamiento para pacientes con cáncer de cuello uterino depende de la extensión del cáncer, pero puede incluir cirugía para extirpar parte o todo el útero, la radioterapia y la quimioterapia. (Fuente: Organización Mundial de la Salud).

El gobierno de Tanzania espera que las vacunas en etapa inicial ayuden a reducir la incidencia del cáncer de cuello uterino y evitar el tratamiento para el cáncer, que generalmente cuesta alrededor de us$ 2,000 por paciente.

La organización Gavi, está suministrando dosis de bajo costo de la vacuna contra el VPH a Tanzania. Los países pobres se ven afectados desproporcionadamente por el cáncer de cuello uterino. Según Gavi, los cinco países más afectados se encuentran en África: Malawi, Mozambique, Comoras, Zimbabwe y Zambia.

Cada año, más de 260,000 mujeres mueren a causa de la enfermedad, y los países de ingresos bajos y medios representan el 85% de todas las muertes.

La mayoría de estas muertes se pueden prevenir, gracias a una vacuna segura y efectiva, dice el Dr. Seth Berkley, CEO de Gavi. Es por eso que estamos trabajando arduamente para garantizar que las niñas de todo África, desde Tanzania hasta Senegal, tengan acceso a este salvavidas.