Con los números y la influencia cada vez mayores, y el “bloque evangélico” en el Congreso, el 15% de los legisladores, los partidarios evangélicos se han convertido en el foco de los principales candidatos

“El voto evangélico es muy orgánico porque los pastores y obispos tienen una relación con los seguidores que influye en cómo votan”, dijo el autor Antonio Lavareda.

Se espera que los votantes evangélicos jueguen un papel decisivo en las elecciones presidenciales del 7 de octubre en Brasil, ya que las nuevas normas prohíben a las corporaciones hacer contribuciones directas a raíz de un escándalo de corrupción. Con su número y su influencia creciendo, y el “bloque evangélico” en el Congreso representa el 15% de los legisladores federales, los seguidores evangélicos se han convertido en el foco de los principales candidatos.

Uno de los principales fue fotografiado llorando en un servicio de la iglesia mientras que otro prometió mantener en vigencia la prohibición del aborto en el país.

“El voto evangélico es muy orgánico porque los pastores y obispos tienen una relación con los seguidores que influye en cómo votan”, dijo el autor Antonio Lavareda.

“Es lo opuesto a la Iglesia Católica, donde, a pesar de tener más congregantes, los sacerdotes tienen una influencia menos directa”, agregó Lavareda, quien ha escrito extensamente sobre la política brasileña.

Brasil tiene la mayor cantidad de católicos del mundo, 123 millones según un censo de 2010, mientras que los evangélicos ahora suman 42 millones, o el 20% de la población.

Sin embargo, ayudaron a expulsar a la ex presidenta Dilma Rousseff en 2016 por administrar ilegalmente el presupuesto federal y se les achaca ampliamente la instalación de Marcelo Crivella, obispo en la Iglesia Universal del Reino de Dios, como alcalde de Río de Janeiro ese año.

El fundador de la iglesia de Crivella, Edir Macedo, también es el propietario de una de las emisoras más grandes de Brasil, lo que sugiere su fuerte influencia mediática.

Mientras tanto, el pastor Silas Malafaia dijo recientemente a The Associated Press que ayudó a elegir a 25 representantes y cinco senadores respaldados por las más de 50 iglesias bajo su jurisdicción.

“Ayudo a los candidatos a ser elegidos prestándoles mi imagen y mis palabras”, dijo, agregando que este año apoya al congresista de extrema derecha y ex capitán del ejército Jair Bolsonaro.