Una mujer acusó al magnate del hip hop Russell Simmons de violación en una demanda civil presentada el miércoles en un tribunal federal, en medio de acusaciones de violación o agresión sexual cometidas por al menos otras cinco mujeres contra el cofundador de Def Jam Recordings.

Simmons negó la acusación en una declaración, diciendo que espera tener su día en la corte para hacer uso de procesos justos que garanticen que se hará justicia y que se conocerá la verdad completa.

En la demanda presentada en el Tribunal de Distrito de Los Ángeles, la documentalista Jennifer Jarosik dice que el presunto asalto sexual tuvo lugar en una reunión en agosto de 2016 en la casa de Simmons para discutir una película que había aceptado financiar y coproducir.

Jarosik, que está buscando $ 5 millones en daños y perjuicios, alega que Simmons le propuso sexo al llegar a su casa en Los Ángeles. Después de que ella dijo que no, alega la demanda, Simmons se puso agresivo y la empujó a su cama.

En su persecución, dice la denuncia, Simmons derribó a Jarosik de la cama, haciendo que se golpee la cabeza y luego se abalanzó sobre ella mientras todavía estaba en estado de shock y miedo, y procedió a violarla.

Según la demanda, Jarosik le contó a varios amigos sobre el incidente en ese momento, incluidos Martin Dunkerton, su director de cine, y Gene Lo, su editor.

El abogado de Jarosik, Perry Wander, dijo que ella también presentaría una demanda penal en Los Ángeles contra Simmons por el presunto incidente, y una segunda queja con la policía en Nueva York por otra supuesta agresión sexual que presuntamente tuvo lugar en 2011.

En una declaración emitida a través del publicista Eric Rose, Simmons dice que son “horrendas acusaciones que me impactaron profundamente y todas mis relaciones han sido consensuadas“.

“Tengo un enorme respeto por el movimiento de mujeres en todo el mundo y su lucha por el respeto, la dignidad, la igualdad y el poder”, dice la declaración. “Estoy devastado por cualquier razón que pueda haberle dado a alguien para que me diga o piense de las formas que se describen actualmente”.
Lo que no aceptaré es responsabilidad por lo que no he hecho”, dijo Simmons en la declaración. “Aunque he sido sincero acerca de cómo he vivido en libros y entrevistas que detallan mis defectos, voy a luchar implacablemente contra cualquier asesinato de carácter falso que me quiera mostrar como un hombre violento”.

Simmons, que convirtió su sello discográfico con sede en Nueva York en un imperio de entretenimiento, renunció a sus empresas el mes pasado tras denuncias de mala conducta sexual por parte de la guionista Jenny Lumet y la modelo Keri Claussen Khalighi. Otras tres mujeres le dijeron al New York Times que Simmons las violaba en los años 80 y 90.

La policía de la ciudad de Nueva York abrió una investigación preliminar sobre acusaciones de agresión sexual contra Simmons, informaron dos fuentes familiarizadas con el asunto a NBC News el mes pasado.