En un intento desesperado de encontrar a los familiares desaparecidos, los ciudadanos de Guerrero recaudan fondos para pagar a los especialistas forenses porque el estado dice que no pueden pagar el costo.

Una organización sin fines de lucro espera recaudar 20 millones de pesos mexicanos (US $ 1,05 millones) para pagar de manera independiente a especialistas para identificar 751 cadáveres almacenados en tres morgues estatales.

La decisión de lanzar la campaña de recaudación de fondos se produjo después de que el gobierno estatal les dijera a las familias que no contaba con los fondos para realizar los exámenes de cadáveres no identificados en morgues en Acapulco, Chilpancingo e Iguala.

El presidente de la Asociación Acapulco para las Familias de Personas Desaparecidas, que anunció la iniciativa la semana pasada, criticó al gobierno por su inacción y explicó que su motivación es profundamente personal. “Necesito saber si mi hijo se encuentra entre esos 751 cuerpos”. Dijo María Emma Mora. También dijo que la organización que encabeza ya está en contacto con especialistas forenses de Argentina y Guatemala, que tienen experiencia internacional previa en identificación corporal y se han comprometido a venir a México para llevar a cabo el trabajo “. . . Pero tendremos que pagarles “, agregó Mora.

Los 20 millones de pesos también cubrirían los costos de compra de los materiales necesarios para realizar pruebas genéticas, antropológicas y de huellas digitales en los 751 cadáveres que se han acumulado en las tres morgues desde 2013. El activista, cuyo hijo fue secuestrado cuando regresaba a su casa de la escuela en Acapulco hace seis años, afirmó que el gobierno no conoce el dolor de una madre o un padre cuyo hijo desapareció y nunca se ha encontrado.

Mora también dijo que no tiene confianza en la oficina del Procurador General del estado porque no cumplió con su obligación de identificar los 751 cuerpos. “Estoy enojado y con mis colegas quiero recolectar esos 20 millones de pesos para saber si mi hijo está entre ese número y si no lo es, tendré la tranquilidad de que entregarán los restos de los cuerpos 751 a sus familias “, dijo Mora. También describió el estado de la morgue de Acapulco como deplorable, y dijo que “Las autoridades de Guerrero atribuyen la sobrepoblación en las morgues del estado al aumento de la violencia en el estado”.

La Secretaría de Salud estatal anunció el año pasado que compraría tres. nuevos refrigeradores para combatir el problema y el hedor fétido que lo acompaña de cuerpos en descomposición. Pero Mora dijo que tanto las morgues de Acapulco como Chilpancingo aún almacenan una gran cantidad de cuerpos más allá de su capacidad oficial.