El parlamento de Portugal aprobó una nueva ley que facilita a las personas cambiar su género legal.

Los ciudadanos a partir de los 16 años ahora podrán cambiar su género y nombre en los documentos sin necesidad de un informe médico.

Los activistas acogieron con satisfacción la ley pionera, diciendo que respetaba el derecho de autodeterminación. Los críticos estaban en contra de permitir cambios sin un informe médico y reducir la edad mínima, actualmente en 18. Los legisladores celebraron el voto de aprobación por 109 votos en el parlamento de 230 escaños con una ovación de pie .

Isabel Moreira, una parlamentaria del Partido Socialista, llamó a esto un día histórico que honra a cada persona trans y a sus familias. Vânia Dias da Silva, del partido derechista CDS-PP, que se opuso al proyecto de ley, dijo: “No estamos de acuerdo con esta ley. Los que tienen 16 años no pueden casarse, beber ni conducir, por lo que no deberían poder tomar una decisión con consecuencias tan definitivas y graves”.

Bajo la ley anterior, aquellos que quisieran cambiar su género en documentos oficiales debían presentar un informe médico y tener al menos 18 años de edad.

Hasta 2011 Portugal no tenía legislación sobre el reconocimiento de la identidad transgénero. En aquel entonces, para cambiar legalmente su identidad, las personas transgénero tenían que ser esterilizadas y demandar al estado por la atribución errónea de identidad. Ese año, Portugal aprobó la actual Ley de Género, ampliamente celebrada por los activistas LGBT.

Desde entonces, 485 personas han cambiado su nombre legal y género, de acuerdo con el Ministerio de Justicia. No hay datos sobre cuántos adolescentes transgénero hay en Portugal. Sin embargo, Zélia Figueiredo, psiquiatra y experta en sexología, dice que las adolescentes transgénero que la buscan son cada vez más jóvenes.

La Ley de Género sigue una serie de otros cambios en la ley liberal que han remodelado el panorama social en Portugal: despenalización de drogas (2001), matrimonio entre personas del mismo sexo (2010), adopción entre personas del mismo sexo (2016) y subrogación (2016). La legalización de el uso medicinal de marihuana y eutanasia ya está programado para debate en el parlamento.

Katrin Hugendubel de ILGA-Europa, un grupo de defensa de los derechos LGBT, dijo: “Las personas podrán cambiar su género legal a través de un procedimiento basado en la autodeterminación”. Esto significa que la ley finalmente reconoce y respeta que las personas trans conozcan mejor quiénes son y cómo se identifican.

Solo cinco otros países europeos tienen un modelo basado en la autodeterminación, según el grupo: Malta, Noruega, Dinamarca, Irlanda y Bélgica.

En el Reino Unido, las personas deben tener 18 años para exigir un cambio legal en su género, un proceso que puede llevar hasta cinco años y requiere un diagnóstico de disforia de género por parte de un psiquiatra. La nueva legislación portuguesa también prohíbe la cirugía innecesaria en niños intersexuales. Ahora necesita ser firmado por el presidente Marcelo Rebelo de Sousa para entrar en vigencia.