La primer gira internacional del segundo mandato del presidente de Chile, Sebastián Piñera, incluye visitas a Argentina y Brasil y se caracterizará por una fuerte presencia del mundo de los hombres de negocios transandinos. Sin embargo, Uruguay no está incluido en la gira, ya que está pendiente la firma de un acuerdo comercial pendiente de la aprobación del parlamento uruguayo.

Piñera incluyó en su gira oficial a 14 empresarios, agrupados o vinculados a la Sociedad de Desarrollo Industrial (Sofofa). El grupo estará presente con una delegación, representada por el Consejo Empresarial de Chile-Argentina liderado por el presidente de Cencosud, Horst Paulmann.

Javier Ardanaz, CEO en Argentina de Falabella; Salvador Said, director de Parque Arauco; Pablo Echeverría, presidente y socio de Moneda Asset Management y Raúl Ciudad, presidente y socio de Coasin, según el “Diario Finaciero”. Además, el gerente legal de Quiñenco, Rodrigo Hinzpeter; el gerente general de SQM, Patricio de Solminihac, Thomas Keller, gerente general de Colbún SA, entre otros.

A ellos se unen el director del área internacional Sofofa, Manuel José Prieto, y el presidente de la Confederación de la Producción y el Comercio (CPC), Alfonso Swett.

La gira comenzó el miércoles y el primer destino fue Buenos Aires, Argentina. Al día siguiente, la delegación político-empresarial chilena se reunió con empresarios locales durante la mañana y, a la hora del almuerzo, con el presidente Macri.

El 26 de abril, la delegación chilena llegó a Brasil, donde la agenda incluía una entrevista entre Piñera y su homólogo, Michel Temer.

La gira evita a Uruguay porque el TLC con Chile está bloqueado en la legislatura, ya que el bloque del partido gobernante está dividido.

Aunque el presidente Vázquez y el ministro de Economía Danilo Astori lo apoyan, la agrupación del ex presidente José Mujica, MPP y el Partido Comunista están decididamente en contra de él por llamarlo “neoliberal” y defender los intereses “imperiales”.

En Chile, la votación de TLS con Uruguay tuvo 75 votos a favor, 2 en contra y 3 abstenciones, aunque ni el Frente Amplio ni el Partido Comunista ingresaron en la sala.