La Secretaría de Pesca de Argentina impuso una multa de 400.000 euros (la más alta posible) y la incautación de la carga, unos 550.000 euros, a Pesquerias Marinenses de Galicia tras el arresto del arrastrero Playa Pesmar Uno que se capturó en la ZEE de Argentina a principios de febrero.

Según los medios de comunicación de Galicia, los abogados de la defensa llegaron a un acuerdo con las autoridades argentinas, lo que significa que si el pago se cumple en un período de diez días, la multa total se reducirá en un 25% a 310.000 euros. El artículo 51 del proyecto de ley argentino 24.922 establece una multa mínima y máxima de 5 y 10 millones de pesos (200.000 / 400.000 euros) para la pesca ilegal.

Referente a la carga incautada de Playa Pesmar Uno, 337,7 toneladas de merluza y calamar en su mayoría, que se valoró en unos 550.000 euros, hay dos opciones, ya sea que esté subastada o que la empresa pueda comprarla nuevamente a un precio establecido por las autoridades argentinas .

Playa Pesmar Uno fue arrestada el 4 de febrero, la pesca es en aguas argentinas, y aunque el capitán argumentó vehementemente que nunca cruzó a la ZEE, la compañía luego admitió que, en efecto, había navegado un cuarto de milla hacia Argentina, culpando al GPS que funcionaba mal.

Sin embargo, la Secretaría de Pesca española que constantemente verifica la posición de los buques pesqueros españoles desde su Centro de Monitoreo de Madrid, con una red conectada a las llamadas cajas azules en cada buque, confirmó que la Playa Pesmar Uno fue advertida varias veces cuando ingresaba a aguas argentinas. Esto significa que Pesquerias Marinenses deberá pagar una multa adicional de 60.000 euros al Ministerio de Pesca español.