El Papa Francisco envió un mensaje de audio para el 41 aniversario de las “Madres de Plaza de Mayo”, que protestaron contra la desaparición de sus hijos durante la Guerra Sucia (1976-1983) de la dictadura militar argentina.

El saludo del Papa estuvo dirigido a Ana María Careaga, hija de una de las fundadoras de la asociación, Esther Ballestrino de Careaga, una paraguaya que luego de ser secuestrada en Argentina en 1977 por la policía desapareció para siempre. Esther, una bioquímica, estaba a cargo del laboratorio donde el Papa Francisco trabajó cuando era joven.

La asociación “Madres de Plaza de Mayo” lleva el nombre de la icónica plaza de Buenos Aires, Plaza de Mayo, donde las madres de niños desaparecidos marcharon el 30 de abril de 1977, en un desafío público a la agenda del gobierno para silenciar a toda la oposición.
El mensaje del Santo Padre fue transmitido en la tarde del lunes 1 de mayo, durante el programa “Ahora y Siempre” que Ana María Careaga dirige en Radio Caput en Buenos Aires.