Un oso pardo, macho y joven  cayó através de la claraboya de la familia de Alaska, directamente en la fiesta de hijo llamado Jackson.

urso 1

Mientras que el niño y el oso miraron el uno al otro en la incredulidad , el resto de los invitados salió corriendo de la habitación en pánico. Los abuelos de Jackson fueron quien prontamente tomaron al niño y lo pusieron en local seguro de la casa.

El oso, por su parte, parecía totalmente a gusto, se quedó cómodamente instalado en la sala por un buen tiempo para comer como si estubiera en su propia casa frutillas, arándanos, mantequilla de maní, magdalenas y todo tipo de dulce o golosina que encontraba.

Los dueños de casa Glenn Merrill y Alicia Bishop padres de Jackson tomaron el mayor susto de sus vidas, el oso continuaba como si su casa fuera, lo que extrañó a la pareja es que no vieron ningún oso merodeando y más aún que halla conseguido subir al techo sin oírse ningún tipo de ruido y de aí haber caído..

Uno de los invitados comentó: Yo estaba en la sala y oí el griterío y al darme vuelta di de frente con el oso a un metro de distancia de mi, fue un momento muy tenso.

mb_bear_cupcake

Pero ese no fue el final de su encuentro, poco después de iniciar su retirada el oso asomó la cabeza por la ventana y decidió volver atrás como si dijera ” Quiero más magdalenas ” y fue exactamente lo que hizo recoger algunas más y aí si retirarse definitivamente dado que los presentes hicieron lo correcto, se calmaron, no hubo más gritos y el oso se fue pacificamente

Extrañamente, este tipo de cosas no es tan raro en Alaska, segun el encargado del departamento de Pesca y Caza Ryan Scott dijo que si bien no es lo normal que hallan osos en áreas más pobladas con casas y gente circulando también no es atípico que uno o más osos aparezcan y habiendo un bocadillo muy gustosos lo tomarán sin pedir permiso.