Los manifestantes antigubernamentales han estado exigiendo que el presidente Daniel Ortega dimita. Más de 320 civiles han sido asesinados desde que comenzaron las protestas

Guterres llamó a Nicaragua a brindar “protección efectiva a su población contra los ataques, garantizar el respeto a los derechos humanos y establecer la responsabilidad de la violencia”

El secretario general de las Naciones Unidas, António Guterres, deploró y condenó el lunes la violencia contra civiles, incluso contra estudiantes, en Nicaragua. Hablando en nombre del Sr. Guterres en la sede de la ONU, el portavoz adjunto Farhan Haq dijo a los periodistas que “el uso de la fuerza letal no solo es inaceptable, sino que también es un obstáculo para obtener una solución política a la crisis actual “.

El jefe de la ONU pidió al gobierno nicaragüense que “brinde protección efectiva a su población contra los ataques, garantice el respeto de los derechos humanos y establezca la responsabilidad por la violencia”.

Según informes de prensa, al menos 10 personas murieron por disparos en Nicaragua el domingo cuando la policía y los grupos paramilitares que apoyan al gobierno intentaron eliminar los bloqueos establecidos por los manifestantes antigubernamentales, que han estado exigiendo la dimisión del presidente Daniel Ortega.

La ola actual de protestas antigubernamentales comenzó luego del anuncio de cambios en el sistema de pensiones de Nicaragua el 18 de abril, que desde entonces han sido desechados.

El gobierno dice que los manifestantes están intentando dar un golpe de estado en contra de la administración del Sr. Ortega. Recientemente lanzó la “Operación de limpieza” para tratar de eliminar las barricadas y retomar el control total de las áreas urbanas.

Cientos de personas han sido asesinadas desde que comenzaron las protestas.

A principios de este mes, Zeid Ra’ad Al Hussein, Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos, hizo un llamado a las autoridades nicaragüenses a “tomar medidas reales” para evitar más pérdidas de vidas en el país.