Dos mujeres sudafricanas que desafiaron con éxito un acuerdo nuclear secreto, multimillonario, ganaron un importante premio ambiental. Makoma Lekalakala y Liz McDaid encabezaron una batalla judicial de cinco años contra los planes de Sudáfrica de construir plantas de energía nuclear con Rusia.

El ex presidente de Sudáfrica Jacob Zuma había llegado a un acuerdo con el líder ruso Vladimir Putin en 2014. Estados Unidos y Corea del Sur habían firmado acuerdos conjuntos, en 2009 y 2010 respectivamente, para participar en el proyecto.

Pero el año pasado un alto tribunal dictaminó que el plan era ilegal e inconstitucional, y coincidió con las afirmaciones de la Sra. Lekalakala y la Sra. McDaid de que se había arreglado sin consultar al parlamento.

Los planes nucleares fueron criticados y hubo protestas en algunos sectores, sobre todo porque los funcionarios de finanzas, incluido el entonces ministro de Finanzas Nhlanhla Nene, insistieron en que Sudáfrica no podía pagar el ambicioso proyecto.

En general, se cree que el señor Nene, que ahora ha sido nombrado nuevamente para el cargo, fue despedido por Zuma por negarse a sellar el acuerdo, que según los partidos de la oposición beneficiaría directamente a Zuma, afirmaciones que el ex presidente negó.

El fallo histórico del año pasado significa que cualquier propuesta nuclear futura debe aprobarse en el parlamento y abrirse al público.

La Sra. Lekalakala y la Sra. McDaid, ambas activas en la lucha contra el apartheid, representan dos pequeños grupos de derechos humanos. Lekalakala trabaja para Earthlife Africa Johannesburgo (ELA) mientras que McDaid pertenece al Instituto de Medio Ambiente para Comunidades de Fe del Sur de África (SAFCEI) “Ambos crecimos en los años setenta y ochenta y nos comprometimos entonces a desafiar las injusticias que se estaban produciendo”, dijo la Sra. Lekalakala a la BBC.

El premio ambiental anual Goldman reconoce a los héroes medioambientales y activistas de base que se considera que han logrado logros significativos para proteger el medio ambiente. Otros ganadores del premio mundial este año provienen de Colombia, Francia, Filipinas, Vietnam y los EE. UU.