El tráfico de drogas y las tasas de homicidio intencional aumentaron en la Ciudad de México en el primer trimestre de 2018, según un informe conjunto de los Observatorios Ciudadanos de la Ciudad de México y México, pero el secuestro y la extorsión disminuyeron.

El narcotráfico, conocido en español como narcomenudeo, aumentó en 113.3% en los primeros tres meses del año en comparación con el primer trimestre de 2017, mientras que la tasa de homicidios aumentó en 15.5%. El tráfico de drogas en la ciudad sureña de Tláhuac, donde se registró un aumento de 218%, proporcionó el mayor ímpetu para el aumento.

La cifra se disparó a pesar de que las fuerzas de seguridad mataron al líder del cartel de Tláhuac conocido como “El Ojos” en un enfrentamiento violento en julio, después de lo cual los narcobloqueos tuvieron una aparición sin precedentes en la Ciudad de México. Los municipios de Cuauhtémoc y Venustiano Carranza experimentaron el segundo y tercer aumento, aumentando 38.6% y 16.9% respectivamente.

Un informe de 2017 de la Secretaría de Seguridad Pública de la Ciudad de México (SSP) y la oficina del Procurador General dijeron que en enero de ese año había 20,000 lugares donde se compraron drogas y vendidos en la capital, pero a pesar de ser conscientes del problema, las autoridades no han podido combatirlo.

El informe de los observatorios mostró que el número de homicidios intencionales fue el segundo más alto desde 1997, con 3,2 nuevos casos reportados por cada 100,000 habitantes. Durante la presentación del informe ayer, el director del Observatorio Ciudadano Nacional, Francisco Rivas, dijo que “la Ciudad de México vive un problema de inseguridad”.

En promedio, hay tres homicidios intencionales, 85 robos violentos, 26 robos de vehículos, 20 robos a domicilio, 43 robos de empresas y 40 atracos en la Ciudad de México todos los días, según muestran las estadísticas.

La Procuraduría General de la Ciudad de México (PGJ) dijo que los secuestros cayeron un 13% en 2017 y la extorsión disminuyó un 19,4% en comparación con 2016 En comparación con muchos otros estados, la tasa de sustracción en la capital ya era baja. Hubo 40 casos reportados el año pasado, menos que en 2016, que según la PGJ clasificaron Ciudad de México 21 en el país, según el número de secuestros en 2017.

Estadísticas de secuestro del Sistema Nacional de Seguridad Pública (SNSP) muestran que durante la administración del presidente Enrique Peña Nieto, Tamaulipas ha sido el estado más afectado, seguido por el estado de México, Veracruz, Guerrero y Tabasco. La ciudad de México tuvo la octava tasa más alta, con 265 casos reportados entre diciembre de 2012 y febrero de 2018. Diez bandas de secuestradores fueron disueltas en la capital el año pasado y 52 personas fueron arrestadas en relación con el crimen, dijo la PGJ. En el mismo período, seis grupos delictivos dedicados a la extorsión también fueron separados y 90 presuntos delincuentes enfrentaron cargos. Hubo 490 denuncias de ese crimen el año pasado, en comparación con 608 casos en 2016.