Casi 2,000 escuelas que fueron dañadas en los dos grandes terremotos del pasado septiembre todavía están esperando reparaciones, según un colectivo de organizaciones de ciudadanos.

Las estadísticas basadas en información oficial del gobierno muestran que no se han atendido los daños en 1,786 escuelas en nueve estados.

Más de medio millón de estudiantes asisten a las escuelas afectadas, que van desde centros preescolares hasta centros de educación para adultos.

De acuerdo con la última actualización pública proporcionada por la Secretaría de Educación federal (SEP) el 4 de junio, había 4,657 escuelas que no habían recibido fondos para llevar a cabo las reparaciones.

Las 1.786 escuelas aún dañadas están ubicadas en el estado de México, Oaxaca, Chiapas, Puebla, Ciudad de México, Hidalgo, Michoacán, Morelos y Tlaxcala. Ocho de ellos sufrieron daños severos.

El estado de México tiene el mayor número de escuelas que aún esperan reparaciones, con 897, seguido de Oaxaca, con 442, Chiapas, con 207 y Ciudad de México con 151.
En dos estados, Hidalgo y Puebla, solo hay una escuela que no ha sido atendida, pero en el último caso, el daño es severo.

El primero de los terremotos gemelos se produjo el 7 de septiembre y afectó principalmente al sur de México, mientras que el segundo terremoto que golpeó el 19 de septiembre causó daños generalizados en el centro del país.

Casi 500 personas perdieron la vida en los dos desastres, miles resultaron heridas y un sinnúmero más quedaron sin hogar después de que sus casas colapsaron.