Las autoridades encontraron 14 cuerpos en tumbas ocultas en tres lugares diferentes en el área metropolitana de Guadalajara, Jalisco, esta semana.

Siete de los cuerpos fueron encontrados en propiedades abandonadas en el barrio de Lomas del Mirador en el municipio de Tlajomulco de Zúñiga, ubicado a unos 30 kilómetros al suroeste de la capital de Jalisco.

El periódico Milenio informó que los cuerpos fueron enterrados en los patios traseros de cuatro casas abandonadas en la misma calle.

Según residentes locales, oficiales de la fuerza de policía de la Fuerza Aérea del estado habían estado estacionados afuera de las casas desde la semana pasada mientras esperaban que la oficina del fiscal general del estado obtuviera una orden de allanamiento.
Un juez emitió la orden el miércoles, lo que permitió a los oficiales ingresar a las propiedades para recuperar los cuerpos.

El procurador general, Raúl Sánchez Jiménez, dijo en una conferencia de prensa que “los cuerpos parecen ser cinco hombres y una mujer”, sin mencionar el séptimo.
Los cuerpos fueron llevados a una morgue de la ciudad para someterse a autopsias. Las investigaciones policiales sobre los crímenes están en curso.

Sánchez dijo que las propiedades habían sido ubicadas como resultado del trabajo de inteligencia llevado a cabo por oficiales en la unidad de homicidios y personas desaparecidas de la policía estatal.

En el municipio de El Salto, las autoridades encontraron otros seis cuerpos el jueves en una fosa clandestina en una propiedad en el barrio de El Zalate.

La policía municipal dijo que los cuerpos estaban envueltos en plástico y que la edad de las víctimas oscilaba entre los 25 y los 40. Fueron llevados a la morgue para su identificación.
Un cuerpo también fue exhumado esta semana de una tumba improvisada en el barrio de La Mezquitera en el municipio de Tlaquepaque.

Entre los casos más destacados en el estado se encuentran el secuestro y asesinato de tres estudiantes de cine en marzo, la desaparición de tres hombres italianos en enero y un ataque contra el ex fiscal general en mayo.

Se sospecha que el Cártel de la Nueva Generación de Jalisco está involucrado en los tres casos.