Investigadores oficiales han confirmado que 11 sacerdotes están siendo investigados por pertenecer a una red de pedófilos en Coahuila.

La oficina del fiscal general estatal (FGE) dijo que ha recibido declaraciones oficiales de cuatro personas que afirman haber sido víctimas y que han identificado 11 presuntos sacerdotes pedófilos. Según los relatos de las víctimas, los sacerdotes atacaron a adolescentes de entre 12 y 16 años dentro de las instalaciones del seminario y la iglesia entre cuatro y seis años atrás. Indicaron que hubo más de 11 víctimas. Algunos de los menores fueron abusados ​​sexualmente solo una vez; otros fueron agredidos en repetidas ocasiones.

Los agresores amenazaron a sus víctimas con permanecer en silencio, advirtiéndoles que serían culpados ante sus familias por lo ocurrido a puertas cerradas. Otras amenazas insinuaban dañar a los familiares de las víctimas o su expulsión del seminario. El fiscal Norberto Ontiveros Leza explicó que los 11 sacerdotes habían sido asignados a tres diócesis de Coahuila, Saltillo, Torreón y Piedras Negras.

Cinco desde entonces han sido transferidos fuera del estado. Dijo a los periodistas que entregó personalmente un archivo con información sobre los casos de abuso a la Nunciatura Apostólica de México en diciembre. La investigación había sido desencadenada por una denuncia pública de casos de abuso sexual por parte del obispo de Saltillo. Pero los funcionarios de la iglesia no han ofrecido ninguna respuesta, dijo.

La investigación continúa, dijo Ontiveros, y su oficina está buscando obtener una declaración de otros abusos. víctimas citadas en un reclamo hecho a principios de este mes por Ignacio Martínez Pacheco, quien presentó a las autoridades eclesiásticas en la Ciudad de México una lista de 17 sacerdotes de Coahuila que, según alega, pertenecían a una red de pedófilos.