El proyecto de ley firmado por Temer sirve como punto de referencia para otros pagos del sector público y el aumento agregará un estimado de US $ 1.000 millones al déficit del gobierno.

Bolsonaro, quien heredará un enorme déficit cuando asuma el cargo, dijo a principios de este mes que este “no era el momento” para aprobar los aumentos salariales del sector público.

El presidente saliente de Brasil, Michel Temer, promulgó el lunes un aumento salarial del 16% para los jueces de la Corte Suprema, sin tener en cuenta la solicitud de su presidente electo Jair Bolsonaro de que vetara el proyecto de ley para evitar aumentar el déficit presupuestario del próximo año.

Los salarios más altos de la corte sirven como punto de referencia para otros pagos del sector público y el aumento agregará un estimado de 4 mil millones de reales (US $ 1 mil millones) al déficit que el equipo económico de Bolsonaro ha prometido equilibrar en un año.

Bolsonaro, quien heredará un enorme déficit cuando asuma el cargo el 1 de enero, dijo a principios de este mes que este “no era el momento” para aprobar los aumentos salariales del sector público.

El equipo económico de Bolsonaro, dirigido por el economista entrenado en la Universidad de Chicago, Paulo Guedes, planea hacer una nueva propuesta para revisar el costoso sistema de pensiones, una de las principales causas del déficit que está impulsando la deuda pública del país. Temer no logró la reforma de las pensiones a través del Congreso.

Fuentes políticas en Brasilia indicaron que supuestamente Temer no pudo obtener la palabra de Bolsonaro de que habría sido nombrado como el futuro embajador en Italia. Temer enfrentará varios cargos de corrupción cuando abandone su cargo.