“Cada 2 de abril, recordaremos y honraremos a los jóvenes que hicieron el sacrificio supremo, una promesa que nunca nos rendiremos”, agregó el presidente argentino.

El 2 de abril es el Día del Veterano y Caído en la Guerra de las Malvinas, que recuerda el día en que las fuerzas argentinas retomaron el control de las Islas Malvinas y ocuparon las Islas durante 74 días.

Los familiares que se reunieron el lunes con Macri, volaron la semana pasada a Malvinas para ir al cementerio militar argentino en Darwin, donde por primera vez en 36 años, pudieron llorar y rezar en las tumbas de 90 soldados, que ahora tienen un nombre, y que hasta hace poco solo se identificaban con una placa de granito negro que decía: Soldado argentino, “solo conocido por Dios”

“Gracias en nombre de todos los argentinos por lo que han hecho, y sigamos juntos en este camino hacia el futuro, el amor y el reencuentro de los argentinos”, subrayó Macri, quien durante la ceremonia estuvo acompañado por el El Ministro de Defensa Oscar Aguad y el Secretario de Derechos Humanos Claudio Avruj.

Las palabras de Macri no pasaron desapercibidas o sin controversia. Los Veteranos Malvinas de La Plata y grupos opositores subrayaron que el largo proceso de identificación de 90 de las (123) tumbas de soldados desconocidos en el cementerio militar argentino en las Malvinas fue una iniciativa que se remonta a una década atrás.