Miles de venezolanos se han apresurado a cruzar la frontera con Colombia después de que el presidente colombiano, Juan Manuel Santos, anunció un endurecimiento de los controles. Solo aquellos que se hayan registrado para una tarjeta especial de fronteras o puedan presentar un pasaporte podrán cruzar. Temen que les sea más difícil ingresar a Colombia una vez que las medidas se implementen por completo.

Miles de venezolanos cruzan a Colombia diariamente para buscar trabajo temporal o comprar bienes esenciales. La mayoría de ellos regresan a casa, pero el gobierno colombiano espera que muchos más permanezcan permanentemente a medida que la crisis económica de Venezuela empeora.

Venezuela ha sufrido durante años por la alta inflación y la escasez crónica de alimentos y medicinas. Brasil también ha expresado su preocupación, ya que miles de venezolanos viven en alojamientos precarios en el estado fronterizo de Roraima.

Los venezolanos irán a las urnas el 22 de abril para votar por el presidente. Nicolás Maduro, que ha estado en el cargo desde 2013, se postulará para un segundo mandato de seis años. Dice que la crisis ha sido causada por el sabotaje económico patrocinado por los EE. UU. La oposición venezolana está debilitada y todavía debe elegir un candidato. Culpa a las políticas del Partido Socialista, en el poder desde 1999, por el colapso de la economía del país rico en petróleo.