Un prominente político serbio de Kosovo, Oliver Ivanovic, fue asesinado a balazos frente a las oficinas de su partido en el norte de Mitrovica, gobernado por serbios.

Ivanovic, considerado como un líder serbio moderado de Kosovo, recibió cuatro disparos en el pecho y murió más tarde en el hospital.

El abogado Nebojsa Vlajic dijo que los negociadores del gobierno serbio abandonaron las conversaciones mediadas por la UE con albaneses de Kosovo en Bruselas después de las noticias. Kosmovo sigue dividido étnicamente desde que se separó unilateralmente de Serbia. Mitrovica, en el norte de Kosovo, está dividida, con el sur dirigido por albaneses de Kosovo .

Ivanovic, de 64 años, encabezó un partido serbio de Kosovo llamado Freedom, Democracy, Justice. Había desempeñado un papel destacado en las negociaciones con la OTAN y la UE. Se enfrentaba a un nuevo juicio por presuntos crímenes de guerra contra personas de etnia albanesa cometidos en 1999. En enero de 2016, los jueces de la UE en Kosovo lo sentenciaron a nueve años, pero el veredicto fue anulado por un tribunal de apelaciones un año después. Ivanovic negó todos los cargos.

Este es un acto criminal y terrorista que debe ser y será castigado, dijo el delegado serbio Marko Djuric, anunciando su decisión de retirarse de las conversaciones de Bruselas. El gobierno serbio está celebrando una reunión de seguridad extraordinaria en Belgrado.

Ivanovic alcanzó prominencia en la política serbia de Kosovo durante el conflicto del territorio en 1999, cuando las fuerzas serbias lucharon contra guerrilleros del Ejército de Liberación de Kosovo y cometieron crímenes de guerra contra civiles de etnia albanesa. La campaña forzó a Serbia a retirar sus tropas, pero un equipo de ley y orden de la UE permanece en Kosovo.

Kosovo declaró su independencia en 2008. Ha sido reconocido por 115 países, pero no por Serbia y su aliada, Rusia.