El enlace ferroviario Express conecta Hong Kong con la ciudad meridional china de Guangzhou en 40 minutos, menos de la mitad del tiempo que tardan los trenes más antiguos. Autoridades chinas podrá operar en un puesto de control conjunto en la estación y en los trenes.

Esto es controvertido ya que marca la primera vez que se aplicará la ley penal china en el territorio de Hong Kong. Los críticos dicen que esto viola las libertades y la mini-constitución de Hong Kong.

El enlace ferroviario fue lanzado en una ceremonia el sábado, con un legislador local alabando el primer viaje en tren bala a Guangzhou South como muy tranquilo, como si estuviera en un avión. Los funcionarios del gobierno dicen que el enlace ferroviario impulsará a las empresas en Hong Kong, Shenzhen y Guangzhou.

El enlace ferroviario se abrirá al público el domingo y también impulsará las conexiones ferroviarias con el resto de China continental, incluida la capital Beijing. Sin embargo, los legisladores prodemocráticos boicotearon la ceremonia de apertura y organizaron una protesta afuera de la estación, diciendo: la conexión ferroviaria socava el sistema legal independiente de Hong Kong.

Hong Kong, una antigua colonia británica, fue devuelta a China en 1997, bajo un acuerdo de que el territorio gozaría de un alto grado de autonomía, excepto en asuntos exteriores y de defensa, durante 50 años.

Como resultado, Hong Kong tiene sus propias leyes, protecciones para ciertos derechos y libertades, y la mayoría de las leyes de China continental no se pueden aplicar en el territorio.

El nuevo enlace ferroviario marcará la primera vez que los funcionarios chinos puedan aplicar la ley china en Hong Kong, en partes de la estación, y en los trenes. El máximo órgano legislativo de China ha dicho que el acuerdo no socava la autonomía de Hong Kong, y sus defensores argumentan que agiliza el proceso de inmigración.

Sin embargo, los expertos legales del Colegio de Abogados de Hong Kong criticaron el acuerdo, diciendo que contraviene la mini-constitución de Hong Kong.

El proyecto de enlace ferroviario también ha sido criticado por retrasarse por tres años, y superar el presupuesto en cerca de $ 3 mil millones.