La ONG RioSolidario celebró el décimo aniversario de su espacio educativo para niños en Complexo da Maré, después de haber atendido a más de 2,000 familias en la comunidad de la favela Vila do João.

Al crecer en Complexo da Maré, los niños pueden experimentar la violencia, la pobreza y el hambre, sin embargo, ONG como RioSolidario están logrando marcar una diferencia en sus vidas.

Creada conjuntamente con LOTERJ (Lotería del Estado de Río de Janeiro), RioSolidario es una ONG que actualmente ofrece un espacio educativo para unos doscientos niños, desde los cuatro meses hasta los cuatro años de edad.

Junto con el plan de estudios habitual, el centro ofrece actividades extra para los niños, como música, deportes, narración de cuentos, así como actividades extracurriculares para adultos, como talleres para padres y visitas a lugares de interés cultural.

Daiana Kelly, madre de uno de los niños que asistieron, dijo que el espacio es fundamental para la educación de su hijo. “La guardería es genial. Sé que mi hijo se alimenta bien, aprende, hace amigos. También es importante que las madres puedan trabajar en paz.

Sabemos que nuestros niños están siendo muy bien cuidados “. Además de las lecciones y actividades, el espacio también ofrece cinco comidas al día preparadas por nutricionistas.
El tema de la fiesta era “circo”, con niños y personal vistiéndose y decorando el espacio. También se tomaron su tiempo para honrar a Renata Nogueira, ahora maestra en el centro, quien fue una de los primeros niños en asistir hace diez años.

Mientras que otras ONG también ofrecen ayuda al Complexo da Maré en forma de clases gratuitas de baloncesto y yoga, algunos, como el Instituto Vida Real, luchan por encontrar los fondos necesarios para brindar la necesaria tutoría escolar a una comunidad asediada por una ocupación militar.