La investigación sobre la muerte de la cantante Dolores O’Riordan de Cranberries se suspendió mientras el forense espera los resultados de varias pruebas.

La investigación, en el Tribunal Forense de Westminster, se suspendió hasta el 3 de abril. El cantante murió repentinamente el 15 de enero a la edad de 46 años. La artista irlandésa, originaria de Limerick, condujo a la banda al éxito internacional en los 90 con singles incluyendo Linger y Zombie.

El forense Stephen Earl dijo: Esta señora se alojaba en un hotel en el centro de Londres cuando se encontró que no respondía en su habitación. Se contactó al Servicio de Ambulancia de Londres y se verificó su muerte en el lugar. Posteriormente, la Policía Metropolitana asistió y determinaron que la muerte no era sospechosa. Añadió que se había llevado a cabo un examen post mortem.

El portavoz de la Policía Metropolitana dijo a principios de esta semana que la policía había sido llamada a un hotel en Park Lane a las 09:05 GMT del lunes, donde una mujer de alrededor de 40 años de edad había sido declarada fallecida en la escena.

El párroco de su ciudad natal, Friarstown, en Limerick, dijo que su funeral tendría lugar en Irlanda. El plan es que ella sea enterrada aquí en su casa.

The Cranberries saltó a la fama internacional con su álbum debut de 1993, Everybody Else Is Doing It, So Why No We We? y llegó a vender más de 40 millones de discos en todo el mundo.

En 2017, la banda anunció una gira que incluía fechas en Europa, el Reino Unido y los Estados Unidos. Sin embargo, en mayo, poco después de la gira europea, el grupo tuvo que cancelar el resto de las fechas europeas como resultado de los problemas de salud de O’Riordan.

El sitio web oficial de Cranberries citó razones médicas asociadas con un problema de la espalda que evitó que O’Riordan actuara. Pero justo antes de Navidad, la cantante publicó en Facebook diciendo que se sentía bien y había hecho su primera actuación en meses, lo que llevó a los fanáticos a creer que pronto volvería a estar de gira.

Se abrió un libro de condolencias en la sede del consejo municipal en Limerick el martes y también se publicó en línea.