Las organizaciones de vida silvestre y medio ambiente denunciaron el lunes la muerte de 23 cóndores andinos en la Patagonia argentina debido al uso de agroquímicos prohibidos. Trece de las aves fueron encontradas en Neuquén y las otras diez en Santa Cruz.

La Fundación Bioandina Argentina y Aves Argentinas denunciaron el lunes que 23 cóndores andinos parecían sin vida en la región patagónica.

El análisis toxicológico demostró que al menos 13 de ellos murieron después de ingerir un pesticida que está prohibido en el país.

Según las organizaciones, 13 de los cóndores muertos, de la especie vultur gryphus, fueron encontrados en Manzano Amargo, Chos Malal, en la provincia de Neuquén, mientras que los otros diez no estaban lejos de la Cueva de las Manos, en Perito Moreno, Santa Cruz.

Se informó que un esfuerzo coordinado y veloz por parte de los guardabosques de vida silvestre hizo posible los descubrimientos y las posteriores necropsias.

El área ha sido limpiada y se han tomado otras medidas para prevenir nuevas muertes, anunciaron las autoridades provinciales de Neuquén.

Además de los cóndores, se han encontrado gatos, perros y vacas que se usan comúnmente como cebo.

Los estudios toxicológicos realizados por la Fundación Bioandina Argentina determinaron que la causa de la muerte fue un poderoso pesticida organofosforado, que está prohibido en el país.