Tras una cadena de asesinatos con tintes marcadamente antisemitas en Francia, más de 250 destacados artistas y políticos han firmado un manifiesto denunciando el nuevo antisemitismo marcado por la radicalización islamista en el país.

“Exigimos que la lucha contra este fracaso democrático que es el antisemitismo se convierta en una causa nacional antes de que sea demasiado tarde. Antes de que Francia ya no sea Francia”, reza el manifiesto publicado por Le Parisien y firmado por políticos de izquierda y derecha, incluidos el ex presidente Nicolas Sarkozy y la estrella de cine Gerard Depardieu.

La carta continúa diciendo que el antisemitismo es un problema no solo para los judíos, y que cada ataque mide la “madurez democrática” francesa.

Francia, según la carta, “se ha convertido en el teatro del antisemitismo letal”. Este terror se propaga, provocando tanto la condena popular como el silencio mediático que la reciente marcha blanca ha ayudado a romper “.

Los signatarios, que criticaron lo que consideran una tranquila purga étnica impulsada por el creciente radicalismo islamista en Francia, acusaron a los medios de permanecer en silencio al respecto. “

¿Por qué este silencio? … Porque la astucia electoral calcula que el voto musulmán es diez veces más alto que el voto judío.” En nuestra historia reciente, once judíos han sido asesinados, y algunos torturados, por radicales islámicos porque eran judíos, dice el manifiesto.

Los judíos franceses corren un riesgo 25 veces mayor de ser atacados que sus conciudadanos musulmanes. Se dice que la comunidad judía de Francia de 500,000 personas es la más grande de Europa.

Según la declaración, 50,000 judíos se han visto obligados a mudarse porque ya no estaban seguros en ciertas ciudades y porque sus hijos ya no podían ir a la escuela. El último ataque tuvo lugar en marzo cuando una sobreviviente del holocausto de 85 años, Mireille Knoll, fue hallada en su apartamento incendiado de París con 11 puñaladas en un crimen que se confirmó que era antisemita.

La muerte de la mujer llevó a 30,000 personas a unirse a una marcha en su memoria en Francia, con el presidente Emmanuel Macron prometiendo lucha contra el antisemitismo.

En abril de 2017, un atacante franco-maliense golpeó hasta la muerte a una maestra de escuela jubilada de 65 años, Sarah Halimi, antes de arrojarla desde una ventana del tercer piso en París. El hombre, identificado como Kada Traore, gritó consignas religiosas mientras asesinaba a la mujer en su departamento.