Los “huevos de extraterrestres” que aparecieron en la playa de Sonora el fin de semana pasado no son más que bolas de algas marinas inofensivas, según los funcionarios locales.

El término “huevos” apareció entre los usuarios de las redes sociales después de que nadie pudo decir inicialmente qué eran exactamente las bolas verdes, aparte del hecho de que parecían aguacates, cocos o bolas con una superficie de terciopelo.

Miles de ellos aparecieron en la playa de Huatabampito en el sur de Sonora, ubicada a unos 350 kilómetros al sur de la capital del estado, Hermosillo.

El director de ecología municipal y turismo explicó que los estudios de expertos indicaron que las bolas estaban formadas por algas marinas que no representaban una amenaza para los seres humanos ni para el medio ambiente.

Medarbo Nieblas Márquez dijo que las bolas se forman en alta mar en mares agitados.
Un fenómeno similar se observó en Sydney, Australia, en 2014.