La provincia argentina de Río Negro considera a los médicos venezolanos como una posible solución a su escasez de profesionales de la salud a pesar de una oferta salarial sustancial, informó el diario de gran circulación Clarín de Buenos Aires.

Rio Negro, en el norte de la Patagonia, ofrece un salario mensual de 80 mil pesos (alrededor de 2.850 dólares) a los médicos recién llegados. Aún así, casi nadie parece estar interesado. Por esa razón, los médicos venezolanos que han migrado a Argentina en las últimas pocas horas para cubrir esas vacantes.

El Gobierno de Río Negro calcula que unos 2.000 médicos de Venezuela se establecieron en Argentina en los últimos meses y se ha puesto en contacto con las autoridades de migración para ubicarlos y hacerles una oferta, explicó el ministro de salud de la provincia. Fabián Zgaib agregó que “40 o 50 estarían bien”.

A los médicos de Río Negro se les paga entre 35 y 40 mil pesos por mes, más cantidades similares por siete u ocho turnos por llamada por mes.

Zgaib estimó que los médicos que se gradúan de las universidades locales son aún más ambiciosos, y buscan trabajar en campos en los que usan equipos costosos con los que pueden cobrar tarifas más altas. Agregó que además de los salarios de hasta 80,000 pesos, la vivienda también podría venir en el paquete para profesionales dispuestos a instalarse en comunidades semi-rurales, pero no para aquellos que se quedan en áreas urbanas.