El Gobierno argentino ha formalizado el retiro de la recompensa ofrecida a cualquier persona que pudiera encontrar u ofrecer información significativa sobre el paradero del submarino ARA San Juan, que desapareció en el Océano Atlántico el 15 de noviembre de 2017.

Un decreto publicado en el Boletín Oficial explica que la recompensa de 98 millones de pesos anunciada en febrero pasado para alentar la búsqueda “no ha cumplido su objetivo final”.

El documento también subrayó que en vista de el tiempo transcurrido sin alcanzar el éxito deseado, en el momento de la emisión de la medida mencionada, es necesario revocar la mencionada resolución. “La oferta resultó ser” infructuosa “para motivar la participación de empresas del sector privado -nacionales e internacionales- en la operación, ya que , actualmente, el proceso de licitación que se abrió para contratar una empresa debidamente equipada para manejar la tarea no ha dado resultados.

El Ministro de Defensa, Oscar Aguad, informó a las familias sobre el retiro de la recompensa durante una reunión en la que les dijo que se convocaría una nueva licitación para elegir una empresa a fin de que la búsqueda continuara. Aguad también explicó que la Marina ahora se encargará de todos los procedimientos.

El ARA San Juan viajaba desde Ushuaia a la base naval de Mar del Plata en la provincia de Buenos Aires en el momento de su desaparición. Al principio, los barcos de Rusia, Estados Unidos y el Reino Unido participaron en la búsqueda, pero ocho meses en un solo barco argentino permanecen activos en la operación.