El ministro de Turismo, Gustavo Santos, anunció el martes pasado que el gobierno argentino había llegado a un acuerdo con Jack Ma, el multimillonario chino y fundador de Alibaba, para comercializar destinos turísticos en Asia a través de su plataforma.

El Acuerdo se hará oficial los días 18 y 19 de abril en Buenos Aires durante la Cumbre Mundial del Consejo Mundial de Turismo y Turismo (WTTC).

En Alibaba, Argentina tendrá su propio pabellón (una especie de e-shop disponible en el sitio web), similar al 2017, cuando algunos de los vinos argentinos más famosos estuvieron disponibles para la venta a través de la plataforma en línea.

Tal experimento abrirá a Argentina a un mercado masivo de 1.7 mil millones de clientes potenciales; el sitio web tiene más de 580 millones de usuarios activos cada mes. Según el Ministerio, el número de turistas chinos es bajo en Argentina, pero está creciendo: hubo 32,000 en 2015 y 68,000 en 2017, una porción más bien pequeña de las 5,000,000 personas que visitan Argentina cada año. El gobierno espera elevar el número a 150,000 para el 2019, que aún alcanzará los principales destinos elegidos por los turistas chinos; como comparación, más de dos millones visitaron París el año pasado, a pesar de las amenazas terroristas.

El dinero que estos viajeros traen al país podría ser colosal, ya que los turistas chinos se encuentran entre los mayores gastadores del mundo, en 2015 gastaron 300 mil millones de dólares en el exterior, lo que los convirtió en los principales inversores por delante de los estadounidenses, que gastaron casi tres veces menos a pesar de tener el mismo número de viajeros.

Sin embargo, Gustavo Santos intentó mantener un sentido de proporción. “Los primeros que ganarán dinero serán las compañías de viajes chinas, porque llevan años vendiendo en Argentina y tienen un mejor conocimiento del mercado chino, pero este mercado está abierto a cualquier agencia que pueda trabajar bajo las condiciones requeridas. por Alibaba. “Para asegurarse de que el acuerdo sería beneficioso para Argentina, el Ministro usa el ejemplo de Canadá, donde” fue un éxito “.

Alibaba es la plataforma de comercio electrónico más poderosa del mundo, por delante de Amazon. Cada día, más de 20 millones de personas venden y compran en todo el planeta, especialmente en Asia. Jack Ma, su fundador, vino a Argentina para hablar con Mauricio Macri en mayo de 2017, donde lanzaron el pabellón argentino dedicado a los vinos. Es el hombre más rico de China, con un trabajo neto de 42 400 millones de dólares; Forbes lo ha enumerado con frecuencia como una de las personas más poderosas del mundo, con solo 53 años de edad.

El plan para Argentina es tener el pabellón instalado en julio o agosto de este año, con el fin de satisfacer la alta demanda que se espera para el 11 de noviembre, también conocido en China como el “Día del Soltero” (porque la fecha solo está hecha de uno , 11/11), que es el equivalente local del Viernes Negro. Los sitios web como Alibaba ofrecen descuentos increíbles, y el día en que se intercambia más dinero que en Black Friday y Cyber ​​Monday combinados. Finlandia, por ejemplo, vendió 5.000 viajes al país escandinavo en el Día del Soldado el año pasado a turistas chinos.

“Los chinos viajan dentro de Asia pero en realidad no salen de su continente”, dijo el ministro (que claramente nunca ha visto las calles de París, Londres o Nueva York abarrotadas de visitantes chinos durante las vacaciones), esperando que esta medida crearía un deseo de visitar Argentina Sudamérica solo representa el 2.6 por ciento de los viajes mundiales en los cinco continentes, pero el gobierno de Mauricio Macri puso al turismo en la cima de su lista de sectores para desarrollar, de la manera más ecológica posible. El gobierno espera llegar a 9 millones de viajeros en 2020, lo que creará 300,000 nuevos empleos.