La oficina provincial de Censos y Estadísticas (DIPEC) publicó la primera encuesta de mujeres transgénero en Jujuy. Reveló que de un total de 163 personas, la mayoría vive en un alto nivel de vulnerabilidad social debido a la falta de acceso a la vivienda y al trabajo formal. En asociación con DIPEC, Iron Ladies Foundation, una ONG que se enfoca en temas relacionados con la comunidad de mujeres trans en Jujuy, realizó el censo a partir de noviembre de 2017, y concluyó en febrero de este año.

El censo se realizó en los municipios de San Pedro, Ledesma, La Mendieta, Monterrico, Perico, Palpalá y San Salvador, todas ciudades de la provincia de Jujuy.

Mientras que la mayoría de las mujeres transgénero no tienen su propia vivienda y viven con sus familias, el 4 por ciento vive en las calles de Jujuy. El informe también indicó que el 40 por ciento, alrededor de 70 mujeres trans, se gana la vida con la prostitución, mientras que al mismo tiempo, otras trabajan en empleos informales en el mercado negro.

El informe también indicó que la mayoría de las mujeres trans en la comunidad comenzaron a expresar su identidad entre los 13 y los 17 años. Tanto en Jujuy como en Argentina, varias ONG estiman que la esperanza de vida para las personas trans es de entre 35 y 40 años, casi 40 años por debajo del promedio nacional.

El 74 por ciento informó haber sufrido discriminación en las calles por parte de extraños. El 66 por ciento de las trabajadoras sexuales transgénero dijeron que habían sido arrestadas al menos una vez por la policía, sin la intervención de un juez.

Mientras que el 86 por ciento de las personas trans iniciaron la educación formal en algún momento, el 45 por ciento no terminó la escuela secundaria debido a la discriminación, en su mayoría de los profesores, y en menor medida por sus compañeros.

“Este censo es importante porque generará un compromiso del Estado para adoptar políticas que ayudarán a solucionar esta situación”, dijo la vocera de Iron Ladies Foundation, Lourdes Ibarra. Agregó que una “cuota de trabajo trans debe estar regulada por la ley”, además de “avanzar en la educación sexual integral en todos los niveles educativos”.

“La comunidad de mujeres trans es muy vulnerable, la mayoría de las cuales se encuentran en situaciones de prostitución y trabajo sexual”, agregó Ibarra. Explicó que un trabajo más “formal” hará que las mujeres trans se sientan más incluidas en la comunidad de Jujuy.