Ante la demanda sostenida del dólar y la presión a la baja sobre el peso, el Banco Central volvió a subir las tasas de interés de referencia y vendió dólares en el mercado de divisas.
Después de la decisión de hoy, las tasas de referencia se han incrementado en otros 300 puntos básicos a 33.25 por ciento.

El alza es la segunda en una semana y está más allá del aumento no programado establecido por el BCRA después de las ventas récord de reservas extranjeras y un peso deslizante. Las tasas en esa ocasión aumentaron del 27.25 por ciento al 30.25 por ciento.

La información oficial más reciente sobre el tipo de cambio lo ubica en 21.81 pesos por dólar.

Las tasas de interés sobre los bonos a corto plazo de LEBAC se elevaron 500 puntos básicos, a 38.25 por ciento.

El movimiento para elevar las tasas se produce después de más pérdidas para el peso de hoy contra el dólar, con el tipo de cambio subiendo más de 22 pesos por dólar en el comercio. Ayer, el peso terminó cotizando a 21,52 pesos frente al dólar, perdiendo un 3,06 por ciento en comparación con la marca de 20,88 el viernes.

El BCRA vendió ayer reservas, cerrando en un total de US $ 55.998 mil millones – US $ 619 millones menos que la marca anterior. En abril, las reservas de divisas del BCRA se contrajeron en un 8 por ciento, de 61.548 millones de dólares a 56.617 millones de dólares, ya que la autoridad monetaria ha buscado apuntalar el peso.

La semana pasada, al igual que hoy, la Central justificó su decisión con el objetivo de garantizar el proceso de reducción de la tasa de inflación y está listo para actuar de nuevo, de ser necesario. El Banco Central continuará usando todas las herramientas a su disposición y conducirá su política monetaria para alcanzar su meta intermedia de 15 por ciento de tasa de inflación en 2018.