El Ministerio de Salud argentino emitió una alerta epidemiológica en la que confirmaron que se habían notificado al menos dos casos de sarampión en bebés en Argentina.

El informe llegó a instar a las personas a tomar una serie de “medidas de control” para protegerse y proteger a sus hijos del brote. La declaración oficial emitida por el Ministerio de Salud declaró: “Ayer, confirmamos dos casos de sarampión en Buenos Aires. En vista de esta situación y del contexto epidemiológico general, el Ministerio de Salud de la Nación insta a los equipos de salud locales a verificar el estado de vacunación de la población, sensibilizar a la vigilancia epidemiológica de la enfermedad febril exantemática y responder de manera rápida y adecuada para identificar cualquier posible casos”.

Los casos reportados involucraron a bebés que aún no habían sido vacunados contra el sarampión debido a su corta edad.

El primero fue un niño de 5 meses de la Ciudad de Buenos Aires, que comenzó a presentar síntomas el 12 de julio. La segunda fue una niña de 6 meses de la Provincia de Buenos Aires, diagnosticada al día siguiente. “Ambos casos presentaron síntomas similares (fiebre, sarpullido, tos y conjuntivitis)”, declaró el Ministro de Salud de Argentina, Adolfo Rubinstein. “… ambos casos fueron confirmados por serología IgM y detección del genoma viral por PCR en una muestra de orina y respiratoria”.

En respuesta al brote, Rubinstein emitió una orden para que el Ministerio de Salud controlara el área donde ocurrieron los casos de sarampión, y realizar una investigación completa para determinar la fuente de la infección.

Una hipótesis presentada por los especuladores es que uno de los bebés podría haber entrado en contacto con alguien que trajo la enfermedad desde el extranjero. Mientras tanto, en una entrevista con Clarín, Carla Vizzotti, presidenta de la Sociedad Argentina de Vacunología y Epidemiología (SAVE), explicó: “Son dos bebés que no viajaron, que no fueron vacunados porque no tenían la edad suficiente para vacunarse”. Estamos investigando si tuvieron contacto con alguien que viajó.

El brote fue confirmado ayer y ahora estamos investigando los lugares a donde fueron, los posibles lugares donde tuvieron contacto con la enfermedad. “Mientras que el caso de la niña de 5 meses en la ciudad de Buenos Aires sigue siendo un misterio, en el caso del bebé de 6 meses en la provincia, las investigaciones preliminares han concluido que ella contrajo la enfermedad después de entrar en contacto con un hombre no vacunado de 21 años que había contraído sarampión durante un viaje a Tailandia.