Una orden de arresto para una mujer de 89 años, que no se presentó para comenzar su condena de dos años de prisión por “incitar al pueblo alemán a la negación del holocausto”, fue emitida por las autoridades alemanas el lunes.

Bautizada como la “abuela nazi” por los medios alemanes, la negacionista del Holocausto Ursula Haverbeck fue condenada a dos años de cárcel en agosto de 2017 tras perder su apelación para revocar una sentencia de 10 meses que recibió ese mismo año.

Inicialmente fue acusada de sedición e incitación después de publicar varios artículos que negaban el Holocausto en un periódico derechista, Stimme des Reiches (Voces del Reich). Se esperaba que Haverbeck comenzara su sentencia de prisión el miércoles en la ciudad de Bielefeld.

Medios locales informaron que la casa de Haverbeck en el centro de Alemania parecía estar vacía, con correo no recogido amontonándose en la puerta principal. Haverbeck ha sido enjuiciada en numerosas ocasiones por sus creencias poco ortodoxas.

A pesar de haber sido condenada por violar las estrictas leyes de Alemania contra la negación del Holocausto, la octogenaria aún debe cumplir tiempo en prisión. Su difunto esposo, Werner Georg Haverbeck, era un miembro activo del partido nazi, y la pareja más tarde fundó un centro de educación de derecha llamado Collegium Humanum. El centro fue prohibido en 2008.

Durante el juicio del ex sargento de las SS Oskar Groening, que fue condenado en 2015 por ser cómplice del asesinato de 300.000 judíos en Auschwitz, Haverbeck describió el Holocausto como “la mentira más grande y sostenible de la historia”. La declaración la llevó más tarde a la corte.

El Comité Internacional de Auschwitz dijo el domingo que espera que Haverbeck pronto sea arrestada y enviada a prisión.

“Uno solo puede esperar que el poder judicial y la policía la estén buscando con urgencia”, dijo Christoph Heubner, el ejecutivo. vicepresidente del Comité Internacional de Auschwitz, citado por DW.