Investigaciones recientes han encontrado que el uso de pijamas de lana en la cama en lugar de algodón permite dormir hasta 15 minutos adicionales.

Los expertos dicen que la lana ayuda a mantener el cuerpo en la zona de confort térmico más propicio para un sueño reparador.

Científicos en Australia llevaron a cabo dos estudios de durmientes jóvenes y mayores para probar la teoría.

Los estudiantes de 20 años en el primer grupo se durmieron cuatro minutos más rápido en promedio cuando usaban pijamas hechos de lana merino en lugar de algodón, tomando 11 minutos en lugar de 15.

También disfrutaron de siete minutos extra de sueño por noche.

El segundo estudio encontró que los pijamas de lana tenían un impacto aún mayor en los adultos mayores de 65 a 70 años, se quedaron dormidos después de 12 minutos en comparación con 22 y 27 minutos para los que llevaban poliéster o algodón.

El investigador, el Dr. Paul Swan, de la Universidad de Sydney, dijo: no hace mucho tiempo dormir con ropa de cama de lana era la norma, y ​​la ciencia ahora está redescubriendo los beneficios de dormir con lana.

Tal vez no sea una coincidencia porque la lana regula la temperatura de su cuerpo mucho mejor, manteniéndolo en lo que se conoce como “la zona de confort térmico”. Por lo tanto, no solo se duerme más rápido, duerme más tiempo, sino que también duerme más profundo y de mejor calidad.

Disfrutar de un buen sueño se ha vuelto cada vez más difícil en los tiempos modernos, por lo que cualquier cosa que ayude es excelente para su salud mental y física.