La presencia de Uber en Asunción ha provocado las reacciones habituales de los taxistas y titulares de licencias.

La empresa internacional de viajes compartidos, Uber, hizo su llegada oficial a Paraguay el miércoles y comienza a recibir solicitudes de conductores potenciales a partir del jueves, se anunció. El servicio estará disponible por el momento en las ciudades de Asunción y Encarnación.

“Estamos muy entusiasmados de ser parte del futuro del transporte en Paraguay, y queremos acompañar al país en su reciente crecimiento en términos de inversión y modernización”. Mariano Otero, gerente regional de la región del Cono Sur, dijo en un comunicado.

Añadió que la compañía internacional es consciente de que muchas personas están actualmente buscando opciones de transporte adicionales y la compañía apunta a ese nicho. Según Uber, hay más de 17,000 socios potenciales interesados ​​en la nueva oportunidad de trabajo.
Uber comenzó en 2010 como una solución rápida para quienes necesitan un servicio de transporte.

En Paraguay, mucho antes de que se anunciara oficialmente su llegada, los taxistas le declararon la guerra.

De acuerdo con el Departamento de Tránsito del Ayuntamiento de Asunción, no hay registro o permiso otorgado para la operatividad de la empresa, mientras que los miembros del Ayuntamiento ya están presionando para que las regulaciones puedan hacer que todo el proyecto sea inefectivo.

Los requisitos propuestos, que no se aplican a otras partes de la economía, incluyen que los operadores solo pueden cobrar a los clientes a través de medios electrónicos de pago. En otras palabras, los conductores de Uber en Asunción no manejarían efectivo.

Las regulaciones también requerirán que los clientes estén informados sobre la tarifa antes del inicio del viaje, que ya está disponible dentro de las aplicaciones Uber.

Los propietarios de vehículos también deberán obtener un permiso de la Oficina del Alcalde, que será precario y revocable. Además, solo el propietario del vehículo puede ser el proveedor del servicio, de acuerdo con las regulaciones establecidas por los concejales Rodrigo Buongermini y Federico Franco Troche.

Pero, como señala el consejero Álvaro Grau, lo mismo no se aplica a las licencias de taxi regulares, que se otorgan indefinidamente e incluso pueden ser legadas a los herederos legales del propietario.
Se requiere que los autos de Uber no excedan los cuatro años de servicio después del registro inicial. Se concederán dos años adicionales a los vehículos eléctricos.

Otras medidas restrictivas que se están contemplando son un impuesto sobre el kilometraje que haría imposible que los conductores de Uber ofrezcan, como es el caso en Colombia, un servicio gratuito en los días de elección.