Un sospechoso cazador furtivo de grandes felinos ha sido devorado por leones cerca del Parque Nacional Kruger en Sudáfrica, dijo los policías.

Los animales no se encontraban ya, pero algunas partes del cuerpo fueron halladas durante el fin de semana en un parque de juegos cerca de Hoedspruit.

Parece que la víctima estaba cazando furtivamente en el parque cuando fue atacado y comido por leones, dijo el portavoz de la policía de Limpopo, Moatshe Ngoepe a la AFP.

“Se comió su cuerpo, casi todo, y simplemente dejó su cabeza y algunos restos”, agregó.

La policía aún no ha establecido la identidad de la víctima. Un rifle de caza cargado y municiones fueron encontrados al lado del cuerpo, informa el sitio web sudafricano Eyewitness News.

La caza furtiva de leones ha ido en aumento en la provincia de Limpopo en los últimos años. Las partes del cuerpo de los grandes felinos a veces se utilizan en la medicina tradicional, tanto en África como más allá.

La fundación benéfica Wild Born Foundation dice que los huesos de león y otras partes del cuerpo son cada vez más codiciados en el sudeste asiático, donde a veces se usan como sustitutos de los huesos de tigre. En enero de 2017, tres leones machos fueron encontrados envenenados en Limpopo con sus patas y cabezas cortadas.