Según un nuevo estudio, la respiración nasal puede aumentar la consolidación de la memoria.

Los participantes del estudio que respiraron por la nariz durante una hora después de haber estado expuestos a una variedad de olores pudieron recordar e identificar mejor los olores que los participantes que respiraron por la boca.

Investigadores en Suecia se inspiraron en estudios previos que revelaron los impactos de la inhalación en el cerebro humano, así como estudios en animales que muestran los impactos de la respiración en la actividad cerebral.

El presente estudio se basa específicamente en varios estudios recientes en animales que muestran que la respiración afecta a todo el cerebro, y especialmente a las redes de memoria de manera rítmica, dijo a la UPI Artin Arshamian, investigadora del Instituto Karolinska en Estocolmo, en un correo electrónico.

Un estudio previo demostró que la respiración nasal en ratones influye en las vías neuronales que gustan de la consolidación de la memoria.

Nos propusimos probar si la respiración nasal, en comparación con la respiración bucal, en realidad tuvo un impacto en la consolidación de los recuerdos, dijo Arshamian.
La consolidación de la memoria es el proceso utilizado por el cerebro para convertir los recuerdos a corto plazo en recuerdos a largo plazo.

El cerebro relacionado organiza recuerdos olvidables e indelebles durante el sueño
Para el experimento, Arshamian y sus colegas se taparon la boca durante la hora de consolidación. Tanto los que respiraron por la boca como los que respiraron por la nariz se probaron en su capacidad para recordar varios olores. La fase de exposición y pruebas incluyó olores que eran familiares y fáciles de nombrar, así como olores que eran extraños y tenían nombres desconocidos.

La prueba de reconocimiento demostró que la respiración nasal ayudó a los participantes a recordar los nombres de olores familiares y desconocidos.
Si bien no se utilizaron imágenes del cerebro, los científicos creen que la respiración nasal mejora los vínculos entre los centros sensoriales en el cerebro y las regiones neuronales utilizadas para la consolidación de la memoria.

Los biólogos relacionados transfieren la memoria de un caracol a otro.
Los científicos aún no están seguros de si la respiración nasal beneficia la consolidación de recuerdos no relacionados con el sistema olfativo.

Todavía se desconoce si la respiración nasal afecta a las redes lingüísticas. Eso es algo que queremos descubrir, dijo Arshamian. No sabemos cuán específico es este efecto, pero creemos que debería afectar una amplia gama de recuerdos.

Los investigadores esperan que los estudios de seguimiento iluminen aún más el vínculo entre los ritmos respiratorios y la actividad cerebral.

No deberíamos sorprendernos si tiene efectos muy fundamentales que se extienden más allá de la oxigenación básica, dijo Arshamian. La respiración como práctica ritual es un aspecto importante en muchas culturas. Por ejemplo, en la meditación budista, los practicantes han manipulado la respiración para alterar el comportamiento durante miles de años.

Arshamian y sus colegas compartieron tu investigación sobre la respiración nasal y la consolidación de la memoria en un nuevo estudio publicado esta semana en el Journal of Neuroscience.