El presidente español no dijo de qué se trataba el acuerdo, pero dijo a los periodistas en una cumbre de la UE en Bruselas: “Ya está resuelto, ya está cerrado con el gobierno británico”, “Gibraltar no va a ser un problema para llegar a un acuerdo sobre Brexit”, agregó.

El afloramiento rocoso en la costa del sur de España pertenece a Gran Bretaña desde 1713, pero Madrid lo reclama regularmente.

En abril de 2017, la UE acordó otorgar a España el derecho de vetar cualquier futura relación posterior al Brexit entre el bloque de 27 miembros y Gibraltar.

Las directrices de negociación del bloque indicaron que ningún acuerdo después de Brexit entre la UE y Gran Bretaña podría aplicarse a Gibraltar sin un acuerdo bilateral entre Madrid y Londres.

No obstante, España ha intentado tranquilizar a los habitantes del territorio y decir que no utilizará las negociaciones para intentar recuperarlo ni para complicarles la vida.

Si bien Gibraltar puede estar de acuerdo, las conversaciones más amplias sobre el Brexit están estancadas por el desacuerdo sobre cómo mantener abierta la frontera terrestre de Gran Bretaña con Irlanda y la UE.