Noventa estudiantes universitarios se encuentran entre las más de 1.000 personas arrestadas desde que comenzaron las manifestaciones antigubernamentales el mes pasado, dicen los parlamentarios reformistas en Irán. Mahmoud Sadeghi dijo a la Agencia de Noticias de Estudiantes iraníes que muchos de ellos no participaron en las protestas.

Otro diputado, Farid Mousavi, dijo que era una medida preventiva y que serían liberados pronto. Al menos 21 personas han muerto en las protestas, que estallaron en todo el país sobre el estado de la economía. El jefe de la Guardia Revolucionaria de Irán declaró el miércoles la derrota de lo que descrito como sedición en el país.

A pesar de esto, varios pueblos y ciudades vieron nuevas protestas de la noche a la mañana. Sin embargo, Reuters, citando a los residentes locales, dijo que mostraban signos de disminuir después de que los Guardias Revolucionarios fueran enviados a varias provincias. Los disturbios -el más amplio de este tipo desde las controvertidas elecciones presidenciales en 2009- inicialmente comenzaron por aumentos de precios y corrupción, pero las protestas se han convertido en un sentimiento antigubernamental más amplio. Algunos informes indican que el número de personas detenidas desde el 28 de diciembre asciende a 1.700.

El vicepresidente de la Universidad de Teherán, que ha visto enfrentamientos en los últimos días, dijo que se había formado un comité para rastrear el destino de los estudiantes que han sido arrestados. “Nuestros esfuerzos en la universidad están destinados a cooperar con las autoridades pertinentes para crear las condiciones para el regreso de los estudiantes detenidos a la universidad y sus familias en el menor tiempo posible, Majid Sarsangi dijo a la Agencia de Noticias Iraní de Estudiantes.

El MP Mahmoud Sadeghi dijo que se sabía poco sobre al menos 10 de los 90 estudiantes detenidos. Le dijo a la agencia semioficial de noticias Ilna que 58 eran de universidades en Teherán, y el resto de todo el país . Muchos de ellos, dijo, habían sido arrestados en sus hogares. Miedo a la juventud por Rana Rahimpour, BBC persa Preventivo las detenciones de estudiantes universitarios son bastante poco comunes en Irán. Aunque algunos de los estudiantes no participaron en las protestas, las autoridades temen su influencia.

Históricamente, las universidades han sido semilleros de oposición política al gobierno iraní. Las protestas antigubernamentales de 1999 fueron iniciadas por estudiantes universitarios en respuesta al cierre de un periódico reformista. Según las autoridades, más del 90% de los arrestados en los últimos 10 días tienen menos de 25 años. Con una población joven y conocedora de la tecnología que quiere más libertad y una mejor economía, el temor de los políticos iraníes a las organizaciones juveniles es no es sorprendente. El video visto por la BBC muestra a personas reunidas frente a la prisión de Evin en el centro de Teherán, en un intento de averiguar sobre sus seres queridos. Mientras tanto, la televisión estatal ha transmitido imágenes de miles de partidarios del gobierno que asisten a mítines nuevos el sábado, con algunos cantar muerte a Estados Unidos , muerte a Israel y muerte a Gran Bretaña .

Se produce un día después de que Irán acusó a Estados Unidos de abusar de su poder como miembro permanente del Consejo de Seguridad de la ONU después de convocar una sesión de emergencia sobre las protestas. Funcionarios estadounidenses, incluido el presidente Donald Trump, han expresado su apoyo a las protestas desde que comenzaron . La enviada de Estados Unidos ante la ONU, Nikki Haley, dijo el viernes al consejo que Washington se mantuvo “sin disculpas con aquellos en Irán que buscan la libertad para sí mismos, la prosperidad para sus familias y la dignidad de su nación”. La decisión de celebrar la reunión de emergencia otros miembros del consejo, incluido Rusia, cuyo enviado describió las protestas como un “asunto interno”. Funcionarios de Irán han culpado a las manifestaciones de intromisión extranjera y en la ONU el viernes, el enviado iraní Gholamali Khoshroo dijo que Teherán tenía “evidencia sólida”. que estaban muy claramente dirigidos desde el extranjero .