Los oficiales arrestaron a nueve personas, incluido el presunto líder de la red, en los dos países como parte de la operación llevada a cabo con la agencia europea de policía Europol, dijo un comunicado de la policía española.

La policía sospecha que desde enero de 2018 el grupo traslado alrededor de 1.200 palestinos que viven en países del Medio Oriente a través de Bolivia a Madrid, donde luego realizarían una solicitud de asilo fraudulenta.

En lugar de continuar con los procedimientos administrativos relacionados con su solicitud de asilo, fueron transportados por la organización a Bélgica y Alemania en minivans, según el comunicado.

La banda cobró alrededor de 8,000 euros por persona para proporcionarles documentos de viaje falsos a los refugiados palestinos en el Líbano y organizar el viaje, ganando al menos 9 millones de euros.

Cinco personas fueron arrestadas en España y cuatro en Francia. La policía dijo que la principal base de operaciones del grupo estaba en la ciudad de Amiens, en el norte de Francia.

La policía española comenzó su investigación después de detectar un aumento en el número de palestinos que solicitan asilo en el aeropuerto de Madrid.