En el estado de Oaxaca, donde las mujeres todavía luchan por la igualdad de derechos en muchas elecciones municipales, las mujeres superarán en número a los hombres en el Congreso estatal.

El número de diputadas se ha casi triplicado en ocho años, de nueve en 2010 a 23 después de las elecciones del 1 de julio. Es la primera vez en la historia de Oaxaca que habrá más mujeres que hombres en la legislatura estatal de 42 escaños.

El cambio viene como una consecuencia de la acción afirmativa dentro de los partidos políticos.

Durante años, los políticos y activistas locales han estado presionando para que las regulaciones de paridad de género se traduzcan en leyes electorales. Como resultado, la mayoría de los partidos políticos han asignado las mejores opciones para la representación proporcional en los escaños del Congreso a las mujeres.

La asesora electoral local Nayma Enríquez Estrada dice que los resultados de las elecciones del 1 de julio son una “conquista colectiva” y que las mujeres en el Congreso deben ahora “hacer de ellas una agenda legislativa con una perspectiva feminista que se centre en los derechos humanos y la interculturalidad”.

Anabel López Sánchez, miembro del Colectivo para la Ciudadanía de la Mujer, observó que la paridad debe reflejarse no solo en el número de escaños ocupados por mujeres, sino en su elección como miembros de comisiones del Congreso, donde se lleva a cabo la verdadera toma de decisiones.

“Esperamos que [las mujeres miembros del Congreso] no solo estén asignadas a las comisiones convencionales, sino que puedan ser parte de las comisiones presupuestarias, gubernamentales y judiciales; solo entonces podremos hablar sobre la igualdad en la representación “, dijo.

Los temas pendientes que debe abordar la legislatura entrante incluyen la despenalización del aborto, el tratamiento de la violencia obstétrica y la asignación de más fondos para la prevención y sanción de la violencia de género, continuó López.

Las leyes son necesarias, agregó, para que los sectores vulnerables de la sociedad de Oaxaca -incluidas las mujeres que ganan la pan y la población indígena y afrodescendiente- puedan acceder al empleo y la seguridad social.

López dijo que una vez que la 64ª legislatura jure su cargo a fines de este año, el colectivo presentará una agenda común para las legisladoras, una a favor de los derechos de las mujeres.

El Congreso de Oaxaca estará formado por 32 diputados de la coalición Juntos Haremos Historia liderados por el partido Morena. El Partido Revolucionario Institucional (PRI), que ha sido el partido mayoritario, tendrá seis miembros, mientras que los partidos Acción Nacional, Revolución Democrática, Nueva Alianza y Ecologista Verde tendrán cada uno un asiento único.