La semana pasada, Microsoft detuvo el lanzamiento de la actualización de Windows 10 de octubre de 2018 (versión 1809) debido a informes de que estaba eliminando datos de usuarios. Afortunadamente, la implementación se encontraba en una etapa muy temprana, ya que solo los que habían revisado manualmente las actualizaciones la habían recibido. agregó también que los informes de pérdida de datos reales estaban limitados a una centésima parte del uno por ciento de las instalaciones de la versión 1809.

Después de una investigación completa, Microsoft logró arreglar todos los problemas conocidos en la actualización y realizó la validación interna. Ahora, la actualización se vuelve a lanzar a la comunidad de Windows Insider.

John Cable, director de administración de programas, servicio y entrega de Windows, dijo que Microsoft estudiará los resultados, retroalimentación y datos de diagnóstico de Insiders antes de tomar otras medidas para relanzar la actualización a otros usuarios.

Cable dijo que el problema estaba relacionado con la redirección de carpetas conocidas (KFR). Específicamente, la actualización introdujo el código que eliminó las carpetas vacías y duplicadas conocidas. Combinada con otro cambio en la secuencia de construcción de la actualización, la actualización eliminaba las ubicaciones de las carpetas “antiguas” originales y su contenido.

Microsoft identificó tres problemas específicos y ha implementado correcciones para cada uno en la actualización revisada.

Ahora, la ubicación de la carpeta antigua “original” y su contenido deben permanecer intactos.

Aquellos que aún experimentan problemas son alentados a comunicarse con el Soporte de Microsoft lo antes posible y limitar su uso del dispositivo afectado. Microsoft dijo que no puede garantizar el resultado de ningún trabajo de recuperación de archivos, pero existen procedimientos que deben ayudar a los usuarios a recuperar archivos perdidos.

Microsoft también ha agregado la capacidad para que los usuarios de Windows proporcionen comentarios sobre el impacto y la gravedad de los problemas futuros. Esto, dijo Microsoft, les permitirá monitorear mejor los problemas más impactantes, incluso cuando el volumen de comentarios no sea alto.