El presidente Peña Nieto inauguró ayer una nueva base de policía militar al norte de Cancún, Quintana Roo, en la que se alojará a unos 3.000 policías militares y sus familias.
Llamada Ciudad Militar (Ciudad Militar), la instalación está ubicada en el municipio de Isla Mujeres, frente a la isla del mismo nombre y es una de las medidas adoptadas para enfrentar un problema de crimen creciente.

Peña Nieto dijo que la ubicación de la nueva base fue elegida debido a la importancia de la zona como destino turístico.

Cancún y las áreas circundantes “deben ofrecer condiciones de seguridad óptimas para los millones de visitantes que vienen aquí cada año”

No está claro si la policía militar patrullará las playas de Cancún y otras partes de Quintana Roo como lo hacen en algunas partes de México.

El gobernador del estado, Carlos Joaquín González, dijo que esperaba que la nueva base ayude a las autoridades a superar el crimen violento que ha plagado a Cancún en los últimos años.

“Criminales. . . “Nos han quitado la paz, han roto nuestro tejido social, han debilitado nuestras instituciones y han quebrantado nuestros valores familiares”, dijo en la inauguración.

La apertura de Ciudad Militar fue bien recibida por los representantes de la industria hotelera local.

Roberto Cintrón Gómez, presidente de la Asociación de Hoteles de Cancún y Puerto Morelos, dijo que confiaba en que el despliegue de la policía militar en la base ayudaría a las autoridades a combatir la creciente inseguridad.

“Estamos seguros de que las cosas van a funcionar bien con la llegada de la policía militar”, dijo.

José Chapur Zahoul, presidente del grupo Palace Hotel, también aplaudió la iniciativa al declarar que “siempre es un buen momento para invertir en seguridad”, que describió como “el ingrediente principal del éxito del turismo”.

El crimen violento continúa aumentando en Cancún, obligando a los dueños de negocios a aumentar el gasto en medidas de seguridad.

Hubo 342 homicidios en la ciudad turística de la costa del Caribe en los primeros ocho meses de 2018, según estadísticas del Sistema Nacional de Seguridad Pública (SNSP), más del doble de los 148 asesinatos registrados en el mismo período del año pasado.