El jueves, un tribunal federal de apelaciones de Buenos Aires falló a favor de absolver al ex presidente argentino Carlos Saúl Menem en el caso por el tráfico de armas a Ecuador y Croacia después de 23 años de procedimientos legales.

Menem ya había sido condenado a siete años de prisión por un tribunal inferior, pero esa decisión ahora está revocada.

Según los jueces Liliana Catucci, Carlos Mahiques y Eduardo Riggi, el “principio de tiempo razonable” no se cumplió para llegar a una sentencia definitiva y determinar si Menem y otras 10 personas son culpables o inocentes del contrabando de 6.500 toneladas de armas.

El comercio de armas provocó la explosión de la fábrica militar en Río Tercero en Córdoba el 3 de noviembre de 1995 para cubrir las armas perdidas, que se habían vendido ilegalmente a Ecuador y Croacia.

En mayo pasado, un Tribunal Federal de Apelaciones de Córdoba había resuelto que todo Menem debía ser procesado en el caso por la voladura de la Fábrica de Río Tercero.
La decisión abrió el camino para que se convocara un nuevo juicio oral en Córdoba, que era complementario al que se llevó a cabo en 2014, y que ahora tendría a Menem como único acusado.

Esa decisión fue firmada por mayoría, con el voto de los jueces Eduardo Avalos y Graciela Montesi. El juez Ignacio Vélez Funes emitió un voto disidente.

El jueves, el tribunal de BA no definió si Menem era culpable o no de haber contrabandeado 6500 toneladas de armas. Simplemente consideraba que no se cumplían los plazos para llegar a una sentencia. El archivo de contrabando se inició en 1995, cuando Menem aún era presidente.

Actualmente, el ex presidente tiene 88 años y tiene inmunidad parlamentaria para ser arrestado como senador.