Mark Zuckerberg aceptó presentar pruebas al Parlamento Europeo, a pesar de que el fundador de Facebook rechazó repetidamente las solicitudes de parlamentarios del Reino Unido para someterlas a un interrogatorio.

En su tercera aparición frente a los políticos desde que el escándalo de datos de Cambridge Analytica golpeó al gigante tecnológico, asistió a dos sesiones en el Congreso de Estados Unidos. Zuckerberg aparecerá a puertas cerradas en Bruselas ante un comité de políticos y altos funcionarios de la UE.

Fue confirmado por el presidente del parlamento europeo, Antonio Tajani, quien declaró que los gigantes de la red deberían ser considerados responsables de “noticias descaradamente falsas y contenido ilegal”.