El presidente polaco, Andrzej Duda, aseguró a su homólogo israelí, Reuven Rivlin, el jueves por la tarde antes de la marcha de dos millas desde el cuartel de Auschwitz al campo de exterminio de Birkena.

De acuerdo a una nueva ley polaca es ilegal sugerir que los polacos o el país fueron cómplices de los crímenes nazis durante el Holocausto.

Duda también dijo que “no tiene miedo” de hablar sobre elementos difíciles del pasado.

Duda le dijo a los periodistas en una aparición con Rivlin que participará en la Marcha de los Vivos para dar testimonio de la memoria del Holocausto y “para decirle al mundo Nunca más”. Incluso gritar: ‘Mira a qué pueden conducir el antisemitismo, la xenofobia y el racismo’ “.