Los derrumbes en Ruanda han matado al menos a 18 personas durante el fin de semana, elevando la cifra de muertos este año a 200. Los residentes han estado cavando para buscar a los enterrados después de fuertes aguaceros.

“Los últimos cuatro meses han sido mucho peores que otros años, esto es aterrador”, dijo a Reuters Reuters Philippe Habinshuti, del ministerio de gestión de desastres.

Conocida como la tierra de las mil colinas, Ruanda es uno de los países más densamente poblados de África. Diecisiete personas murieron el domingo tras las fuertes lluvias en la región occidental.

Un funcionario local en la capital, Kigali, dijo a la BBC que tres personas también murieron en un alud de barro en la ciudad, la semana pasada, el ministro del Interior Francis Kaboneka dijo que los residentes en áreas que el gobierno había identificado como de alto riesgo se les ha pedido que evacuen el área, las fuertes lluvias también han causado inundaciones en otras partes de la región, incluidas Kenia, Somalia y Uganda.