Un sospechoso líder regional del Cartel del Golfo fue arrestado ayer en una operación conjunta llevada a cabo por agentes estatales y federales en Monterrey, Nuevo León.

Se cree que Héctor Adrián “La Yegua” Lucio Benavides es el jefe de la pandilla Ciclones, que trabaja con el Cartel del Golfo en el robo de combustible, extorsión, secuestro y tráfico de migrantes y drogas a los Estados Unidos.

Los Ciclones operan en Nuevo León y Tamaulipas, en la región Huasteca de San Luis Potosí y en el norte de Veracruz.

El arresto ayer por la mañana de Lucio y su mano derecha, Christian Aarón Hernández Cabrales, es el resultado de un año de investigación colaborativa entre la Comisión de Seguridad Nacional y las autoridades locales.

Los dos hombres fueron detenidos en el barrio Cumbres Elite de Monterrey sin disparar un solo tiro. Los hombres estaban en posesión de armas de fuego, drogas, teléfonos móviles y dinero en efectivo en el momento de su detención.

El comisionado de Seguridad Nacional, Renato Sales Heredia, dijo en una conferencia de prensa que “Héctor Adrían es el principal operador de la organización, y fue considerado un objetivo prioritario por el gobierno federal y por los estados de Nuevo León y Tamaulipas”.
Lucio tenía una orden de arresto pendiente emitida por el gobierno federal por homicidio y secuestro, y su cómplice era buscado por los mismos crímenes.