Luego de analizar resultados de investigaciones, la organización Foodwatch de Alemania impulso la retirada de las barras de chocolate Kinder, después de que dieron positivo en las pruebas por contener un posible cancerígeno.

30677

Se informó que las envolturas poseen altos valores de hidrocarburos aromáticos de aceites minerales (moah), un subproducto del proceso de refinación de petróleo, que con demasiada frecuencia, terminan en envoltorios de productos para la venta en supermercados.
Después de probar 20 productos que van desde papas fritas a las barras de chocolate, Foodwatch encontró que tres contenían lo que consideró “peligrosos” niveles de MOAHs.
Las barras Kinder de chocolate, turrón Ferrero Minis, y Sun Rice clásico Schokohappen, dieron positivo para MOAHs.

huevos-de-chocolate-kinder-sorpresa-ninonina-x20gr-cu-251711-MPE20606109191_022016-F

“No hay niveles aceptables de aceites minerales en los alimentos para el consumo,” aseguró Johannes Heeg, miembro de Foodwatch, citando a la Autoridad Europea de Seguridad Alimentaria (AESA), así como el Instituto Nacional de Evaluación de Riesgos (BfR).

La EFSA considera a los MOAHs “probable cancerígeno y mutagénico”.
“Usted no lo puede ver, no se puede probar, pero está allí”, dijo Heeg.

“Nosotros no recomendamos la compra de estos productos porque los niveles son simplemente inaceptable para el consumo.”

Los MOAHs a menudo se transfieren a los alimentos a través de papel reciclado que una vez había sido impreso con tintas que contienen los aceites y no están prohibidos formalmente para el envasado de alimentos.
Sin embargo, la Asociación de la Agencia Alemana de confitería (BDSI) dijo que no había ninguna razón para causar pánico o retirar los productos.

“Las sustancias químicas se encuentran en el envase,” El Dr. Torben Erbrath, jefe de la BDSI declaro: “No sólo en las envolturas, también en el envase individual, en el embalaje de transporte. Esto es una consecuencia directa del uso de papel reciclado sin el debido tratamiento.”

kinder

En un comunicado de prensa de la semana pasada, el BDSI dijo que las cantidades reportadas por Foodwatch en su prueba regular podrían “ser consumidos sin preocupación”.
Sin embargo, Heeg dice que BDSI está siendo demasiado desdeñoso acerca de la investigación de Foodwatch.

“No hay niveles aceptables de aceites minerales en los alimentos”, aseveró.
El Dr. Erbrath afirmó que si bien una ley contra MOAHs ha estado en discusión durante años, no se estaban observando avances en el corto plazo.

“Hay poderosos grupos de presión que intentan, por desgracia, convencer a los políticos para poner los intereses de negocio por delante del consumidor”, finalizó Heeg.